© 2017 VidaON

Retomar el ejercicio tras las vacaciones

Consejos para la vuelta a la actividad física tras la vuelta  de las vacaciones

Azucena

Regresamos de las vacaciones llenas de energía, descansados y con las “pilas cargadas” para volver a la rutina.

Ha pasado un largo período sin realizar actividad física, no solo la pereza puede con nosotros, sino que además los dolores que se producen los primeros días nos lo hacen más difícil. Sigue estos consejos para ponerte en forma otra vez sin dificultad; llega el momento de volver a la rutina deportiva que tanto nos gusta.

“Es el  momento de dar ese primer paso”

Pero antes de empezar con el artículo es importante tener en cuenta algunos de los  muchos beneficiosque se obtienen de la práctica regular de una actividad física:

  • Disminución del riesgo de enfermedades crónicas 

  • Una mejora del humor y de la salud mental 

  • Niveles estables de energía durante el día y mejora de la calidad del sueño

  • Ralentización del proceso de envejecimiento 

  • Mejora de la salud cerebral 

  • Efecto positivo en el microbioma 

  • Mejora de la vida sexual

Al momento de reiniciar la actividad física nos planteamos muchos cuestionamientos:

¿Podré volver al nivel de antes? ¿Cuánto tiempo me llevará alcanzar la condición que tenía previo a abandonar? ¿Retomo con la misma frecuencia e intensidad?

Intentaremos  responder estas preguntas y para que la vuelta al entrenamiento sea con el mayor de los éxitos posible.

  1.  Memoria Muscular: Nuestro mayor aliado. El ejercicio físico modifica la estructura genética de los músculos, provocando que aquellos que han sido entrenados en el pasado respondan de mejor manera frente a un nuevo entreno.
     

  2. Preparación Mental: Es fundamental ser pacientes y mantenernos motivados, tener en claro nuestro objetivo. Decide en qué quieres mejorar y Piensa en lo que quieres ser capaz de hacer.
     

  3. Ser Realistas y fíjate un objetivo: Además de plantearnos metas a largo plazo, tenemos que tener también objetivos a corto plazo. Empezar poco a poco te hace centrarte primero en los objetivos a corto plazo. Céntrate en los objetivos de una semana a vista, en los entrenamientos del día.
     

  4. Frecuencia e Intensidad: Tenemos que volver de manera progresiva, realizando en un período de readaptación. Cuya duración dependerá de varios factores, el estado físico actual, el tiempo de inactividad, el motivo por el que se produjo el alejamiento. Que tu reto sea encontrar esos 15-45 minutos al día, tan a menudo como sea posible, para moverte más. Establecer una rutina de entrenamiento y seguirla es más importante que la duración y el tipo de tus primeros entrenamientos. 
     

  5. Registra tus progresos paraque te muestre como vas mejorando día a día y enorgullécete de los avances conseguidos.
     

  6. El Descanso es esencial: Para una correcta recuperación, debemos respetar los días de reposo. Las horas de sueño son esenciales para reparar los músculos.
     

  7. Calidad antes que Cantidad: ¡TEN EN CUENTA LA TÉCNICA!. Evita lesiones y consigue mejores resultados siempre de la mano de los profesionales.
     

  8. Alimentación: Al regresar a la actividad física se produce un aumento del gasto calórico y por tanto ha de haber reajuste en nuestra dieta. Procurando proporcionar todos los nutrientes necesarios. 

El ejercicio es un hábito clave que desencadena un cambio generalizado.

La mejor forma de ser constante (y formar el hábito) es cambiar tu mentalidad sobre el ejercicio. Piensa en todo lo que logras y cuantos beneficios obtienes con tu meta de hacer ejercicio.